masaje-facial-kobido-japones

Los retoques estéticos están a la orden del día. De hecho, en España aproximadamente el 36% de la población ha acudido a una clínica con la finalidad de potenciar su físico. Sin embargo, hay muchas otras personas que lo desearían y no lo hacen por miedo a las agujas, a los tratamientos invasivos o por el precio de determinados tratamientos faciales. Si este es tu caso y te gustaría realizarte un tratamiento facial con efecto lifting no invasivo, te aconsejamos probar el masaje facial Kobido japonés con propiedades anti-aging. ¡Estarás encantada de habértelo hecho!

¿Qué es el masaje facial Kobido?

Quizá ahora mismo te estés preguntando qué es el masaje Kobido. Se trata de un masaje japonés que tiene por objetivo tratar el envejecimiento facial de forma natural y manual, sin aparatología ni uso de químicos.

Está enfocado a la relajación total de los músculos del rostro a través de digitopresiones, es decir, movimientos rápidos y hábiles con los dedos. Estas maniobras vigorosas recorren todas las zonas del rostro, cuello y cráneo con la finalidad de regenerar las células del rostro, eliminando toxinas e impurezas. Es una técnica que nutre la piel desde la capa más profunda hasta la más externa.

El masaje facial Kobido japonés o lifting japonés suele durar unos 45 minutos aproximadamente para conseguir la relajación de los músculos, ayudar a la generación de colágeno y reoxigenar la piel. Se puede realizar tanto a hombres como a mujeres a partir de los 16 años de edad, solo que la fuerza empleada y la rapidez durante el masaje dependerá del estado de la piel del paciente.

¿Cómo se hace el masaje facial japonés?

El Kobido se realiza en tres etapas; limpieza, hidratación y estimulación.

  1. Lo primero que se hace es limpiar y preparar la piel para permitir que la epidermis pueda respirar durante el tratamiento. Para ello se utiliza un aceite natural que disuelve la suciedad, restos de maquillaje o la polución externa y se exfolia.
  2. Después, se eligen los productos que van a contribuir a la hidratación y reafirmación de la piel. Normalmente se aplica en el rostro aceite de almendras o de sésamo para poder proceder al masaje facial.
  3. Por último, se aplica una mascarilla en función del tipo de piel del paciente y se deja actuar durante unos 10 minutos. Una vez retirada aplicamos un sérum y una crema hidratante con protección solar.

¿Quieres saber más? Te mostramos un vídeo de un masaje facial Kobido para que puedas vivir la experiencia tú misma. ¡Te entrarán ganas de probarlo!

Frecuencia del masaje Kobido

Los efectos rejuvenecedores del Masaje Kobido son inmediatos, es decir, se aprecian desde la primera sesión y se irán potenciando con el paso del tiempo en función del número de sesiones que te realices.

Por lo general se aconseja repetir el tratamiento semanalmente para lograr unos beneficios aún más notorios.

Beneficios masaje Kobido o lifting japonés

El lifting japonés es un masaje terapéutico que proporciona múltiples beneficios. Entre ellos destacan:

  • Rejuvenecimiento facial de la piel.
  • Atenuar arrugas, líneas de expresión, manchas, ojeras y bolsas.
  • Prevenir síntomas de envejecimiento.
  • Aportar luminosidad al rostro.
  • Tonificar la musculatura facial.
  • Activar la circulación y oxigenación del tejido facial.
  • Eliminación de toxinas y células muertas.
  • Combatir el estrés y el insomnio.
  • Aliviar las migrañas.
  • Evitar la rigidez facial.
  • Eliminar la tensión acumulada en el cuello.
  • Reducir los efectos del bruxismo.
  • Favorece la vista por estimular zonas cercanas a los ojos.

¡Te sorprenderá el antes y después del masaje Kobido!

¿Cuánto duran los efectos del masaje Kobido?

Los resultados del masaje Kobido duran aproximada 4 – 5 días. Si se realiza cada día durante 5 días, los efectos perdurarán más en el tiempo.

Este lifting facial japonés garantiza una piel bonita y con el efecto tensor durante dicho período, por ello se aconseja repetirlo semanalmente si quieres potenciar sus efectos en tu rostro.

¿Cuánto cuesta el masaje Kobido?

Una sesión del masaje facial Kobido no suele ser muy cara si se tienen en cuenta los beneficios que proporciona al rostro. Realmente merece la pena. Con este tratamiento obtendrás una piel más firme y una sensación final muy relajada, con una expresión facial fresca, calmada, tranquila; pero con energía. Puedes consultar el precio de un masaje facial Kobido aquí.

Contraindicaciones masaje Kobido

El masaje facial japonés no se recomienda a todo el mundo. Por ejemplo, aquellas personas que tengan algún tipo de erupción en la piel o dermatitis, no deberían realizarse dicho tratamiento facial ya que podría empeorar su rostro. Tampoco se aconseja a aquellas personas que tengan alguna herida, cicatriz interna o externa facial reciente, padezcan acné, eritrosis o cuperosis ya que el terapeuta deberá evitar dicha zona del rostro y no se conseguiría un resultado homogéneo.

Aquellos pacientes que tengan la piel excesivamente grasa pueden realizarse el tratamiento, pero a un ritmo más lento y con menos presión para evitar que dichas patologías se agraven o provoquen dolor. Por último, las personas que se hayan realizado algún relleno con ácido, hilos tensores o inyecciones, no deben realizarse este masaje por precaución.

¿Qué opinas del masaje facial Kobido japonés? ¡Tendrás una piel más tersa, limpia, luminosa y oxigenada debido a la producción de elastina y colágeno! ¿Te animas a probarlo?

Comentarios