En enero de 2023 entró en vigor el Real Decreto, el RD 487/2022 que tiene como objetivo proteger la salud pública mediante la prevención y control de la legionelosis. Este decreto establece los requisitos sanitarios necesarios para evitar la propagación de esta enfermedad y se han incluido nuevas tecnologías y procedimientos para ayudar en este proceso. En este artículo trataremos los puntos esenciales para cumplir con el RD 487/2022.

Parámetros a leer en el RD 487/2022

El nuevo RD Legionella 2022 establece una clasificación en 5 grupos de instalaciones distintas que deben aplicar la normativa:

  • Sistemas de agua sanitaria:

En las instalaciones con circuito de retorno, el análisis se lleva a cabo según los puntos terminales, acumuladores de agua caliente y depósitos de agua fría que representan el punto de toma de muestra. En instalaciones sin circuito de retorno, el muestreo se lleva a cabo acorde a los puntos terminales representativos de la instalación que se identifican como puntos de toma de muestra.
En todo muestreo se recoge la muestra del agua de los siguientes puntos de la instalación: Punto en el depósito; punto en el acumulador; Punto en el circuito de retorno;
Dos puntos medios de la instalación; Cada uno de los puntos terminales identificados.

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos:

Las muestras se toman como mínimo en la la tubería del circuito de retorno o en el depósito o la balsa de agua, en el punto más distanciado del aporte, así como de la inyección de biocida.

  • Sistemas de agua climatizada o con temperaturas similares a las climatizadas.
  • Equipos de enfriamiento evaporativo por pulverización mediante elementos de refrigeración por aerosolización.
  • Cualquier otra instalación que use agua en su funcionamiento y produzca o sea susceptible de producir aerosolización.

El agua de estas instalaciones debe cumplir los parámetros que se indican en esta tabla (salvo las aguas minero medicinales o termales):

¿Cuál es la frecuencia mínima con la que se debe leer cada parámetro?

En la siguiente tabla se muestra la frecuencia mínima de muestreo de cada parámetro:

¿Cuáles son las diferencias entre UNF y NTU para determinar la turbidez?

La nueva normativa expresa los valores de turbidez en UNF (Unidad Nefelométrica de Formacina), mientras que los equipos de Gestión Piscinas determinan los valores de turbidez en NTU (Unidad de Turbidez Nefelométrica). ¿Cuáles son las diferencias entre estas unidades?

No se debe realizar ningún tipo de conversión, puesto que 1 UNF equivale a 1 NTU y el tipo de unidad únicamente especifica la tecnología de medición que haya sido empleada.

Por un lado, la UNF es una medición con un detector de 90º y se aplica en los equipos que emplean el método ISO 7027.

Por otro lado, la NTU se utiliza cuando el muestreo se realiza con el método de dispersión a 90º y la EPA concreta el empleo de esta unidad para el método 180.1. Esta tecnología de medición se emplea con los equipos que encontramos en Gestión Piscinas, así como el maletín Hanna para análisis físico-químico de Legionella, que incluye turbidímetro portátil HI93703, fotómetro portátil Hanna 6 en 1 HI97101 y medidor combinado de pH, Conductividad, TDS y Temperatura.

¿Cuáles son los plazos para hacer los cambios necesarios?

Las distintas disposiciones transitorias establecidas en el Real Decreto son las siguientes:

Programas

Los titulares de las distintas instalaciones en las que se aplica el nuevo real decreto deben actualizar el PPCL o implantar el PSL en un plazo máximo de un año desde la entrada en vigor de la nueva normativa.

Validez de certificados de aprovechamiento

Se da una prorrogación de cinco años de los certificados de aprovechamiento bajo la Orden SCO/317/2003 a través de la cual se regula la homologación de la formación del profesional responsable de las actividades de mantenimiento higiénico-sanitarias de todas aquellas instalaciones susceptibles de legionelosis.

Durante el período de cinco años se realizan cursos de formación para obtener la certificación profesional.

Antes de que termine esta etapa transitoria de cinco años, los operadores que cuenten con el certificado de aprovechamiento tendrán que cumplir con las condiciones que establezca la legislación para poder seguir llevando a cabo sus operaciones de mantenimiento, revisión y control higiénico de las instalaciones. Esta legislación se determina en base al Real Decreto 498/2020, de 28 de abril, a través del cual se determinan las competencias para la obtención del Certificado de Profesionalidad correspondiente la cualificación de mantenimiento higiénico-sanitario de instalaciones susceptibles de proliferación de Legionella y otros organismos nocivos y su diseminación por aerosolización.

Acreditación de laboratorios

A partir de la entrada en vigor del real decreto se conceden dos años para que los laboratorios puedan acreditar sus métodos de análisis  de Legionella mediante cultivo.
En ese plazo, los laboratorios deben tener implantado un sistema de control de calidad para dicho análisis.

 

 

 

 

 

 

Comentarios