¿Quieres empezar a practicar pilates? ¿Estás buscando un centro de pilates máquinas o pilates suelo pero no sabes las diferencias ni el precio de las clases de pilates? ¡Vamos a tratar de resolver todas tus dudas!

El pilates es un deporte que engancha desde el primer día, y a diferencia por ejemplo del yoga, se puede practicar con múltiples máquinas e implementos con las que podrás realizar un sinfín de ejercicios. Se convierte así en un deporte muy dinámico y divertido para incorporar a tu rutina.

¿Cuánto cuestan las clases de pilates?

El precio de las clases de pilates puede variar mucho, dependiendo principalmente de si las clases son grupales o individuales, dependiendo si es pilates máquinas o suelo, la reputación y ubicación del centro de pilates… A continuación vamos a darte unas referencias acerca de los precios de pilates que se mueven en la mayoría de centros.

Clases de pilates máquinas grupales

El precio de las clases de pilates máquinas grupales, siempre entendiendo grupales como grupos reducidos de un máximo de 5 personas, ronda los 45 – 55 €/mes para una sesión a la semana, 85 – 95 €/mes para dos sesiones la semana y 125 – 135 €/mes para tres sesiones la semana.

Clases de pilates máquinas individuales

El precio de las clases individuales de pilates máquinas rondas los 40 – 60 €/sesión.

Clases de pilates máquinas en pareja (Dúos):

Aunque no es tan común, hay centros que ofrecen clases para parejas o dúos. Se trata de un tipo de servicio interesante ya que se acostumbra a juntar dos personas de un nivel muy similar y el trato recibido es prácticamente el de una clase individual, sin embargo, el precio es más reducido.

El precio de las clases de pilates dúos con máquinas ronda los 20 – 30 €/ por persona y sesión.

Precio de clases de pilates suelo

Los precios para las clases de pilates mat o pilates suelo son mucho más económicos que el pilates máquinas. En clases grupales podemos encontrar precios por sesión por debajo de los 10€, lo habitual es que en estos casos los grupos sean grandes y no dispongas de un trato personalizado.

Las clases de pilates suelo para grupos reducidos pueden rondar entre los 10 – 20 €/ por persona y sesión.

 

¿El pilates es para mí?

Al empezar una actividad nueva es normal que nos surjan dudas y nos preguntemos: estamos haciendo lo correcto? Estos ejercicios me ayudaran a perder peso? Me voy a poner en forma con esto? Qué resultados espero?

Así que te voy a plantear diferentes preguntas para saber si el pilates es una buena actividad para moverte y ganar salud. En tu día a día, ¿Pasas entre 6-8 horas al día sentado/a en una silla? ¿Te tomas algunos minutos para moverte cada hora? ¿Te duele la espalda al terminar tu jornada laboral?
Si en la primera y tercera pregunta tu respuesta es sí o depende del día, el pilates puede ayudarte.

A continuación, vamos explicar más detalladamente como el pilates nos puede ayudar:

Beneficios del pilates para la mente

Diversos estudios corroboran que la concentración plena se puede mantener un máximo de 40-50 minutos, a partir de ahí nuestro rendimiento baja igual que la velocidad de pensamiento y trabajo. Todo esto afecta a la producción de hormonas de la felicidad (serotonina y endorfinas) lo que nos provoca aburrimiento, ansiedad e infelicidad. Así pues, es mejor tomarse un descanso, mover un poco el cuerpo e hidratarse.

Con el pilates podrás mejorar tu concentración y autoestima así como mejorar la calidad de tu sueño. El pilates ayuda a conectar el cuerpo con la mente y conseguir una atención plena, además de aumentar tu conciencia corporal al conocer mejor tu cuerpo, tu mente y cómo se siente.

Así pues, la práctica de pilates te ayudará a comprender tu cuerpo, notar como se siente y si tu postura es la correcta o no durante las actividades del día a día. Cuando la mente y el cuerpo van de la mano el organismo se encuentra en armonía.

Beneficios del pilates para el cuello

El 70% de la población padece dolor cervical en algún momento de su vida y normalmente este es causado por las malas posturas adoptadas al trabajar.

La cervicalgia o sobrecarga cervical puede ocasionas mareos, migrañas, adormecimiento de los músculos, dolor, molestia e incompetencia en el movimiento.

El pilates para esta zona del cuerpo tiene innumerables beneficios, con una buena práctica fortalecerás toda la musculatura cervical y de toda la espalda, notando en poco tiempo las mejoras a nivel de movimiento y la desaparición del dolor y tensión acumulada. Además, aprenderás a organizar tu complejo escapulohumeral, compuesto por tu escápula, húmero (hueso del brazo) y articulación del hombro mejorando así la movilidad en esta zona.

Beneficios del pilates para los pulmones

Al limitar nuestra actividad física y caer en el sedentarismo la capacidad pulmonar disminuye, notando la falta de aire a la mínima que aumentamos un poquito nuestro ritmo cardiovascular. Por qué? El sedentarismo y la falta de movimiento disminuyen la capacidad pulmonar, en concreto el VO2 máximo. Esta medida hace referencia a la cantidad de aire que somos capaces de meter en nuestros pulmones, así pues, al disminuir el VO2 máximo disminuye también la cantidad de oxígeno que recibe nuestro organismo notando antes la fatiga y el cansancio.

En la práctica de pilates la respiración es una de las partes más importantes. Te ayuda a ganar conciencia, a controlar tu respiración y mantenerla durante los momentos de esfuerzo. ¿Al hacer ejercicio o algún esfuerzo acostumbras a aguantar el aire? Si es así, el pilates te ayudará a utilizar la respiración como herramienta para moverte, mejorando la capacidad de tus pulmones.

Beneficios del pilates para los hombros

Al trabajar frente al ordenador, el apoyo de los brazos y la postura frente al ordenador afectan directamente a la articulación del hombro que recibe toda la carga de la gravedad teniendo como consecuencias la rotura del tendón supraespinoso, entre otras.

Como hemos comentado anteriormente, en pilates trabajarás la fuerza, resistencia, movilidad y estiramiento de todo el cuerpo, implicando así a la articulación del hombro y todo el conjunto escapulohumeral. Además, con el pilates máquinas y el trabajo con los muelles y resistencias se puede hacer especial énfasis en los ejericios rotacionales, isométricos y de descarga de peso.

 

Beneficios del pilates para el corazón

Las personas con trabajos de oficina tienen un riesgo más alto de padecer enfermedades cardioasculares. Un riesgo que no deberíamos permitirnos.

Hay actividades más cardiovasculares en las que se trabaja este punto de manera más directa pero el Pilates lo trabaja de forma más global y completa complementando ejercicios concéntricos, isométricos y excéntricos, cambiando los ritmos de trabajo para conseguir diferentes niveles y ritmos cardiovasculares. Todo esto se relaciona con una mejor oxigenación del tejido muscular y mayor oxigenación de la sangre y nuestros órganos y cerebro repercutiendo en una buena salud del sistema cardiovascular.

Joseph Pilates, utilizaba el ejercicio del Hundred como calentamiento cardiovascular, ya que une una posición estática con el movimiento de los brazos y un ritmo de respiración 5-5. Con ello buscaba oxigenar, activar la circulación y aumentar la circulación.

Beneficios del pilates para las dorsales

La postura que adoptamos al estar frente a la pantalla, hombros redondeados hacia delante, espalda curvada y cabeza adelantada para leer “mejor” lo que tenemos en la pantalla afecta a toda nuestra columna dorsal que es la que sufre las consecuencias.

Los músculos de esta zona se encuentran elongados la mayor parte del día y sin estabilizar correctamente teniendo que cargar con el peso de la cabeza porque la musculatura cervical no está haciendo tampoco su función.

El Pilates trabaja en profundidad la columna vertebral, tanto para mejorar su articulación y movilidad como para reforzar la pequeña musculatura estabilizadora que ayudará a que ésta se sostenga por ella misma. Así pues, la mayoría de gente que practica pilates nota los primeros beneficios en esta zona, ya que, tiene una repercusión directa y muy favorable.

Para una espalda sana es indispensable el refuerzo de toda la faja abdominopelvica, es decir, trabajar toda la musculatura del tronco encontrando un equilibrio entre los abdominales (el transverso abdominal es muy importante) y los extensores de columna. Una faja abdominopélvica o CORE fuerte ayuda a revertir la presión en los discos abdominales, disminuyendo así el riesgo de padecer hernias lumbares, entre otras. Si esta musculatura está sana nuestra columna tendrá la posibilidad de moverse con mucha menos presión y mucho más ligera, aumentando también su movilidad y salud.

Beneficios del pilates para las muñecas

Cuántas veces al cargar peso en tus muñecas te has quejado por dolor? El trabajo de oficina, la posición de la muñeca al mover el ratón o escribir en el ordenador es un factor de riesgo a padecer patologías como el síndrome del túnel carpiano, síndrome de Quervain, etc…

Las muñecas son una de las articulaciones más débiles del cuerpo y también una de las que más utilizamos sin fijarnos en como lo hacemos. Así pues, en las clases de pilates se realizan ejercicios de descarga en extremidades superiores en diferentes posiciones para fortalecer esta articulación y reducir así la molestia a la carga y al movimiento.

En general los ejercicios en el método Pilates se realizan de manera progresiva lo que permite crear una conciencia del movimiento y conciencia corporal profunda trabajando cada grupo muscular y recuperando la función que le pertenece.

Un cuerpo sano requiere de unos músculos sanos que son aquellos igual de fuertes que de flexibles. La musculatura tiene que ser capaz de soportar cargas, peso pero también tiene que ser capaz de adaptarse a diferentes posiciones, longitudes y tamaños.

 

Esperamos que con este artículo hayas podido resolver tus dudas acerca del pilates y para qué sirve. ¡Empieza a cambiar tu rutina en el trabajo o incluso tu estilo de vida! Recuerda que un estilo de vida saludable es un cuerpo y una mente sanos, y solo tú eres capaz de cambiar eso.

Moverse es cuidarse.

Comentarios